terapias psicologia bogota padma terapia
hablar sexo adolescentes bogota

¿Cómo hablar de sexualidad con mi hijo adolescente?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Nuestros hijos, nuestro más grande tesoro, verlos crecer es un privilegio, y cada etapa nos trae nuevos retos cómo padres. La adolescencia es una etapa de cambios físicos y psicológicos, y empiezan a descubrir diferentes facetas del mundo, la sexualidad, el sexo y la identidad sexual son algunas de ellas. Empiezan a querer encontrar respuestas a necesidades fisiológicas, a cambios corporales y a sensaciones que antes no existían.

Para muchos padres traer a la dinámica familiar la “charla” sobre sexualidad puede ser abrir puertas que no quisieran, sin embargo, aquí es importante enfatizar, que es mejor tener esta conversación con ellos, antes que decidan empezar a averiguar por su cuenta, con sus amigos, en las redes sociales, o buscando en internet.  Hablar con nuestros hijos, de su cuerpo, de la anatomía de ambos géneros, de su identidad sexual, abre puertas a la confianza, a entender y a aceptar mejor. Aquí es importante salirnos de ese papel subjetivo de nuestras ideas sobre la sexualidad, permanecer atentos a una conversación abierta y honesta, que ayude a nuestros hijos a que ellos entiendan y encuentren su propio camino.

En una sociedad actual hiper sexualizada, donde no sólo la televisión, sino la música, las redes sociales, e incluso la presión social, están atacándolos con información y una especie de glorificación de la sexualidad irresponsable e inadecuada, debemos darles la mano, aconsejarlos, tener una conversación de la responsabilidad que conllevan los cambios por los que está pasando, y sobretodo confiar en que lo que les hemos inculcado los lleve por el camino correcto. Hablar sobre la “cigüeña”, o la historia de las flores y las abejas, son inapropiadas en estos tiempos, la honestidad y claridad sobre el sexo, la identidad sexual y la sexualidad permite que ellos puedan entender mejor toda la información que reciben de diferentes medios, incluidos los amigos y compañeros.

Muchas veces son nuestros hijos los que llegan con dudas sobre la sexualidad y abren la puerta a la conversación, sin embargo, muchas veces por las características propias de la etapa en la que están, no quisieran tocar este tema con sus padres. Aquí debemos aprovechar un poco la lastimosa sobre exposición al sexo para conversar con ellos, un anuncio, una canción o una actitud de nuestros hijos frente al tema nos va a ayudar a iniciar la conversación. Lo ideal es iniciar la conversación con preguntas hacia a ellos, cómo, por ejemplo, ¿tú que crees que ese anuncio/canción/video está tratando de decir? ¿Tú crees que eso es bueno o malo?, darles a ellos la posibilidad de darnos su opinión al respecto nos va a dar luces sobre lo que ellos están entendiendo, y también los va a hacer sentir escuchados y entendidos y que su opinión tiene validez. Debemos guiarlos, no regañarlos o juzgarlos por lo que están entendiendo o aprendiendo de todo lo que ven, hay que ayudarlos a darle contexto a la información.

Hay también que conocer cuáles de aquellos mitos sobre la sexualidad conocen ellos, ayudarlos a romper con esos mitos, pero, sobre todo, en esta conversación sobre sexualidad, identidad sexual y sexo, debemos ser muy honestos y recalcarles la RESPONSABILIDAD que tienen ellos en cuanto decidan iniciar la exploración sexual. Hablarles sobre las diferentes enfermedades y sus consecuencias, sobre el embarazo y sus riesgos, y sobre la eficacia y las fallas de los métodos anticonceptivos, sobre las distintas formas de encuentros sexuales, y los riesgos y peligros que tienen. También darles herramientas para que se empoderen sobre su cuerpo y sobre todo de sus decisiones, que tener encuentros sexuales tempranos aumenta los riesgos y que la presión social se va a presentar, pero que confían en ellos. No los juzguen sobre sus decisiones, y creen un ambiente seguro y sano de conversación para que ellos abiertamente y por decisión propia quieran venir a ustedes cuando tengan dudas o problemas.

Darles a nuestros hijos unas bases sólidas y honestas sobre el tema ayudará a que cuando sean sexualmente activos, sus decisiones sean mucho más maduras e informadas. Perdamos entonces el miedo de iniciar esta conversación, busquemos el espacio y el tiempo para hablar con ellos, y formemos una generación de jóvenes sexualmente responsables.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *