terapias psicologia bogota padma terapia
La dependencia económica en pareja

Dependencia económica en la pareja

El manejo del dinero y todo lo que está relacionado con él es un tema para conversar antes de formalizar una relación. Ser objetivos, realistas y establecer reglas claras son las mejores opciones para evitar inconvenientes que afecten la convivencia de pareja en el futuro. Conocer el historial financiero de la persona con quien planeo comenzar un proyecto familiar es bueno para saber a qué atenerse.

El manejo del dinero al interior de la pareja es todo un reto para cualquier relación. Conversar sobre cuánto gana el otro y cuánto será su aporte para el hogar, es un tema que puede causar incomodidad y en ocasiones puede ser visto más bien como un tabú, incluso puede resultar mucho más fácil hablar de sexo que de dinero.

Teniendo en cuenta que el dinero se puede ganar, ahorrar, invertir o gastar, lo más recomendable es conciliar con tu pareja el manejo de las finanzas personales y lo ideal a la hora de hacerlo es hablar en términos de “nosotros” y no “tú” o “yo” sobre todo cuando uno de los dos trabaja y el otro se queda en casa asumiendo la responsabilidad del cuidado y la crianza de los hijos. Esto es porque en nuestra sociedad el dinero ha tomado una connotación de poder y control, entonces, cuando decimos “nosotros” la carga se equilibra y los intereses de la relación se encauzan hacia el mismo sentido.

Todo lo contrario, atenta contra la integridad de la relación, aparece la imposición, el maltrato y la sumisión hasta quebrantarse ya que se establece una dinámica de autoridad que no tiene cabida dentro de una sana relación de pareja.

Si tú o tu pareja están pasando por una situación en la que uno de los dos depende económicamente del otro, acá te brindamos algunas recomendaciones que pueden ayudar a gestionar de mejor manera esta dependencia y armonizar la relación:

Ante todo, es importante reconocerse como iguales, comprender que los dos, independientemente del rol que desempeñen en la relación, son importantes y su aporte es vital para el crecimiento personal y de pareja, lo cual es clave para llevar una vida tranquila y sin contratiempos.

Plantearse objetivos financieros a largo plazo, aunque teniendo claro que no siempre se puedan cumplir. Aquí aplica perfectamente la frase “se vale soñar” y cuando sueñas…visualizas…y cuando visualizas…atraes…

Para evitar momentos incómodos, la principal acción es la comunicación, conversar el tema antes de tomar cualquier decisión a futuro y ser honestos frente a las expectativas que se tienen de manera individual y que éstas concilien con los planes en familia.

Otro aspecto clave es conocer el perfil de tu pareja, es decir, identificar en la relación quién es el ahorrador y quién es el que gasta más sin perder de vista que ninguno de los dos perfiles es “bueno o malo”. Lo que si debes tener en cuenta es que ahorrar es uno de los mejores hábitos, pero cuando no se quiere gastar dinero en nada, puede ser tan perjudicial como el malgasto.

Evita que el dinero sea un tema de conversación siempre, especialmente en espacios públicos y en ocasiones especiales como una cena o una fiesta.

Finalmente, consultar con un experto en finanzas será una gran posibilidad que desde una posición neutra les brinde la solución más justa y equitativa para administrar el dinero.

Pero todo lo anterior solo funcionará si existe una buena comunicación entre la pareja. Los temas económicos son sensibles y si en una relación de pareja no se logran manejar, pueden desencadenar en divorcio.

Por eso, si te sientes identificado/a, te invitamos a que acudas a PADMATERAPIA donde nuestros profesionales te brindarán las herramientas emocionales necesarias para manejar tus finanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *