terapias psicologia bogota padma terapia

Salud mental y suicidio, un problema global en aumento

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

En las últimas semanas las noticias de los suicidios de la diseñadora Kate Spade y del chef y presentador Anthony Bourdain, han puesto en la mesa nuevamente la preocupación del cuidado de la salud mental y lo poco que de ella sabemos o hablamos públicamente.

El cuidado de la salud mental es primordial en el ser humano, sin embargo, es un aspecto al que menos atención damos cómo personas y como sociedad y que sigue siendo un estigma social. Los gobiernos aún no identifican la importancia de tener un sistema que asegure acompañamiento a quienes padecen de depresión, ansiedad o en general alguna enfermedad mental, y el número de personas con trastornos depresivos, así como las tasas de suicidios, van en aumento año tras año. Las enfermedades mentales no deberían ser un misterio, y al contrario deberían permitir a quienes las sufren poder sentirse seguros al buscar ayuda, lo cuál evitaría que los suicidios sigan aumentando.

Según el Ministerio de Salud (2017) el suicidio se entiende como “la muerte derivada de la utilización de cualquier método (envenenamiento, ahorcamiento, herida por arma de fuego o corto punzante, lanzamiento al vacío, entre otros) con evidencia explícita o implícita de querer provocar el propio fallecimiento”.

De acuerdo a las cifras del Instituto de Medicina legal, entre los meses de Enero y Agosto de 2017, se reportaron 2571 suicidios en la población colombiana. De acuerdo al documento Forensis 2017 “Datos para la vida” (INMLCF, 2017. Forensis 2017. Datos para la vida. ISSN2145-0250. Vol 9 Nº1, Mayo 2018”) se evidencian las siguientes estadísticas en relación a la edades, género y ubicación:

[/vc_column_text][vc_single_image image=»868″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow»][vc_column_text]El 44,7% de los casos de suicidio se encuentra en la población entre los 20 y los 39 años.

[/vc_column_text][vc_single_image image=»869″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow»][vc_column_text]El 81% de los casos corresponde al género masculino.[/vc_column_text][vc_single_image image=»870″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow»][vc_column_text]El departamento con mayor número de casos es Antioquia (15,6%), seguido por la cuidad de Bogotá (13,5%), Valle del Cauca (9,49%) y Cundinamarca (5,91%). [/vc_column_text][vc_single_image image=»871″ img_size=»full» alignment=»center» style=»vc_box_shadow»][vc_column_text]

En su mayoría estos casos ocurrieron en la cabecera municipal de estos departamentos.

Todas estas cifras presentadas anteriormente, soportan la evidencia que el mundo va cada vez más rápido, las exigencias sociales son más altas, cada día nos preocupamos menos por fortalecernos nosotros y a nuestros hijos para afrontar las dificultades, cada vez tenemos menos tiempo para generar vínculos humanos sólidos y para atender las necesidades de nuestra mente, todo esto debería ser un llamado de alerta para que la atención de la salud mental sea mundialmente reconocida, debatida y establecida cómo una prioridad en las agendas de los gobernantes, en los colegios, en las familias y en general en la sociedad, ya que es un problema de salud pública.

Las dos personalidades mencionadas al inicio, eran personas quienes a nuestros ojos lo “tenían todo”: fama, reconocimiento, trabajos ideales y soñados por muchos, dinero, sin embargo, para ellos esto no era suficiente, en el caso de la diseñadora Kate Spade, su familia señalo que sufría de trastorno bipolar, sin embargo por temor a afectar su marca y su popularidad no lo trató de forma abierta, en el caso de Anthony Bourdain, era muy abierto a reconocer su batalla contra las adicciones, sin embargo, no era abierto al estado de su salud mental, sobre sus ataques de ansiedad y estado depresivo, tristemente estos dos casos, al ser íconos, sirven de referencia para los demás, y ayudan a prender las alertas sobre una situación que va en aumento y que no discrimina raza, género o estatus social.

En muchos casos quiénes han sobrevivido a un intento de suicidio manifiestan que en realidad no quieren acabar con su vida, sino con el sufrimiento que domina su día a día, y está comprobado que una atención a tiempo disminuye las posibilidades de cometer suicidio. Si usted o alguien cercano esta presentando cambios de comportamiento, aumento o disminución en los hábitos de sueño, cambios en el apetito, dese el tiempo de hablar abiertamente, de prestar su apoyo y de buscar ayuda profesional para tratarse.

PADMA terapia brinda un espacio seguro y de confianza, en donde nuestros profesionales, psicólogos en bogota trabajarán con herramientas que le permitirán salir adelante y retomar una sana relación consigo mismo, aceptando la vida como viene con sus altos y sus bajos, brindándole la oportunidad de fortalecerse cómo ser humano y sobrellevar el estado actual en el que se encuentra.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *